Reciclaje de Plástico

La contaminación plástica es un gran problema por la gran cantidad de estos que, al terminar su vida útil, acaban desechados como basura en nuestro medio ambiente, dañando así nuestro ecosistema y afectando tanto a la vida animal como vegetal.

Los plásticos de uso cotidiano que desechamos incorrectamente se van acumulando en nuestro medio ambiente sin ningún tipo de control. Solo en el mar tiramos hasta 8 millones de toneladas de plástico anualmente y, según las estimaciones, si no hacemos nada esa cantidad podrá llegar a los 155 millones de toneladas en 2025, como nos recuerda este artículo de la afamada revista Science.

 

Reciclaje o Biodegradación

Pero lo más frustrante de la contaminación plástica no es su impacto medioambiental. Lo más frustante es que actualmente contamos con todos los medios necesarios para detenerla.

Existen diferentes tipos de plásticos según la finalidad para la que han sido diseñados.

Todos ellos tienen una durabilidad tan prolongada que pueden tardar entre 100 y 1.000 años en degradarse y reincorporarse de manera natural al ecosistema.

Pero lo bueno de estos plásticos es que todos, absolutamente todos, pueden reciclarse una innumerable cantidad de veces para su reutilización como materia prima en la elaboración de nuevos plásticos. De esta manera reducimos la explotación de los recursos naturales en busca de materias primas y, al mismo tiempo, reducimos en gran medida la presencia de plásticos desechados en el ecosistema.

Desarrollando una industria sostenible

En Hengsheng® sabemos que la industria plástica tiene una gran margen a la hora de reducir las emisiones de CO2 que se lanzan a la atmósfera y los desechos plásticos contaminantes. Llevamos muchos años estudiando y desarrollando diferentes soluciones sostenibles que nos ayudarán en la modernización de nuestra industria, dando como resultado diferentes líneas de reciclaje y máquinas biorecicladoras:

Biocolecta: La máquina biorecicladora Hengsheng®

La máquina biorecicladora® desarrollada por Hengsheng® colecta todo tipo de envases de plástico, latas, colillas de cigarro y pilas en un solo punto limpio. Estos diferentes elementos son inmediatamente clasificados y separados por la máquina, compactándolos hasta un 90% de su volumen inicial.

A través del Ecokarma, nuestro programa de fidelización e incentivos, el usuario puede acumular puntos que podrá donar o canjear por los diferentes desuentos que ponen a nuestra disposición nuestras marcas colaboradoras.